La fuerza de voluntad : Una motivación extraordinaria

Cuando hablamos de motivación, casi siempre nos centramos en los objetivos que nos movilizan a tomar acción, bien externos, bien internos, que son los verdaderamente potentes, pero cabría destacar al motor del propio movimiento en sí como otra fuente de motivación extraordinaria: la fuerza de voluntad.

El saber que poseemos una fuerza tan poderosa nos debe alimentar cuantas pretensiones tuviéremos y si no, animarnos sobremanera a imaginarlas y a disponernos a ir a por ellas, pues es la base de la acción y sabemos, de sobra, que sin ésta nada sale adelante. Es decir, la primera de las evidencias que nos debería motivar siempre es que disponemos, de entrada, del arma más necesaria para hacer frente a cualquier objetivo.

Pero esa voluntad de acción cabe ser entrenada y mejorada constantemente hasta que sea una verdadera fuerza imparable. Cada día se nos presentan mil razones para dejar de hacer una tarea de las que nos hubiéremos previsto realizar, pero es ahí donde la voluntad, que es la facultad implícita a la intencionalidad de nuestros actos, a la capacidad de ordenarlos hacia un fin concreto, si se mantiene firme cobra fortaleza y dirige nuestras energías hacia lo que perseguíamos, hasta lograr el éxito.

Y se entrena de una manera muy sencilla: programándola y cumpliendo con la agenda que te marques. Y se hace poderosa de un modo igualmente sencillo: consiguiendo pequeños logros que te demuestren que el control de la situación está en ti, en tu pensar y en tu querer conseguir las cosas. Cuando vas cargando la mochila con esos “mini éxitos”, te empiezas a ver listo y preparado para otras metas más ambiciosas, pero en llegando a ese punto, eres un dominador de tu voluntad y un incipiente experto de la superación personal.

Te animamos, por tanto, a que reflexiones sobre este don que el ser humano disfruta y a que lo conviertas, por sí mismo, en una plataforma para tu motivación sin fin, que sepas en cada segundo que si no haces lo que quieres es, simplemente, porque no quieres. Así de claro y de duro de aceptar, según sea la situación. ¡Ponte las pilas, pues, y deja las excusas de lado, que si educas tu capacidad de dirigir tus propios pasos alcanzarás todo lo que te propongas!

Lógicamente, contemplamos desde esta atarazana de la positividad que es nuestro blog Máximo Potencial sólo la posibilidad de usar la fuerza de voluntad para caminos provechosos y de gozo continuo, ya que bien pudiera malinterpretarse todo este razonamiento para potenciar el disfrute momentáneo y sin trascendencia alguna, que estando fenomenal cuando toca, no es el caso que nos ocupa.

¡Ánimo!

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • agua
    Permalink Gallery

    Los resultados de nuestras acciones dependen de nuestra voluntad

Los resultados de nuestras acciones dependen de nuestra voluntad

Fue la típica discusión entre madre e hijo-adolescente. Hora de comer, todos sentados a la mesa y alguien cae en la cuenta de que falta la bebida.

Enrique- dijo su madre- ¿quieres poner el agua?

Él la miró un segundo con cara de intentar generar compasión, como queriendo decir: “¿por qué yo”. Al ver que su madre le aguantaba la mirada, él contestó con un inapreciable “sí” y se levantó resignado. Con toda la desgana del mundo se dirigió al armario donde debía estar la jarra. Lo abrió y… oh, sorpresa: alguien la había utilizado para otro menester. Enrique lo tuvo claro:

La jarra no está. No puedo poner el agua”- dijo mientras volvía a la mesa”.

Su madre lo miró fijamente y dijo:

Yo no te he pedido que pongas el agua. Te he preguntado si QUERÍAS poner el agua. Y tú has pensado y has contestado “sí”. Sin embargo, no parece que quisieras. Si ese “sí” hubiera sido sincero, seguro que hubieras encontrado la forma de poner el agua, aun sin la jarra… ¿Seguro que querías poner el agua, Enrique?

Él quedó en silencio, como abrumado por el argumento. Estuvo varios segundos pensando hasta que, de pronto, elevó la mirada y contestó: “SÍ”. Se levantó, cogió todos los vasos de la mesa y los llevó hasta el grifo. Allí, uno a uno, fue llenándolos de agua y llevándolos hasta la mesa.

Esta anécdota familiar es indicativa de algo que todos deberíamos tener muy presente: querer hacer lo que hacemos, es la clave de que lo consigamos. O mejor dicho, los resultados que obtenemos de nuestras acciones dependen de nuestra voluntad, es decir, de querer realmente conseguir esos resultados.

Cuando de verdad queremos hacer algo, no hay obstáculo que se interponga en nuestro camino. Nuestra voluntad busca fórmulas imaginativas para salvar cualquier contratiempo y acaba guiándonos hasta nuestra meta.

Por eso, la próxima vez que vayamos a hacer algo importante, deberíamos antes investigar en nuestra voluntad, en lo que nos mueve a hacerlo. Y una manera muy efectiva hacerlo puede ser plantearnos estas tres poderosas preguntas:

¿Qué voy a hacer?
¿Qué quiero conseguir con lo que voy a hacer?
¿Por qué lo quiero conseguir?

© 2010-2014 Orfeo - @mappalf - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Leer y leer. La importancia de la lectura

Podríamos analizar el concepto de lectura. Podríamos debatir en torno a la definición de lectura. Lo cierto es que cuando nos planteamos qué es la lectura, podríamos decir que leer y leer es una práctica que nos permite el desarrollo personal que convierte años de experiencia en pocas horas de lectura.

¿Te has planteado alguna vez salir a cenar con Tom Peters, Napoleon Hill o Dale Carnegie? ¿Tomar un café con Peter Drucker? Quizá no te lo hayas planteado nunca, pero compartir tu tiempo con ellos y ver el mundo a través de sus ojos es posible y sí está a tu alcance. ¿Cómo? Es muy sencillo, accesible y económico.

Los grandes realizadores han dejado muchas de sus reflexiones, visiones, planteamientos e ideas reflejadas en los libros. A través de la lectura podemos compartir nuestro tiempo con nuestros “colegas”. Podemos compartir sus ideas. Reflexionar sobre lo que ellos han reflexionado. En definitiva hablar con ellos, y lo que es más importante, escucharlos y aprender de ellos.

Aunque exista una diferencia temporal, a través de la lectura podemos acabar entendiendo el mundo a través de sus paradigmas, y conocer el punto de vista y el enfoque de sus mentes. Leer y leer es la mejor práctica de autoayuda para enriquecernos a través del conocimiento de esos genios.

Cada vez que compramos un libro, no debemos pensar en el dinero que estamos gastando. Podemos pensar que estamos invirtiendo nuestro tiempo y dinero de la mejor forma posible, compartiéndolo con esas mentes brillantes. Una parte importante del conocimiento de cualquier escritor sobre una determinada materia está concentrado en su libro. La obtención de ese conocimiento ha podido suponer muchos años de su vida. Leer y leer es el mejor hábito para obtener su experiencia en tan sólo unas pocas horas de lectura.

¿Te gustaría hacer un máster en superación personal, motivación personal, gestión del tiempo, y productividad personal? ¿Qué te parece si eliges a Anthony Robbins, David Allen, Alan Lakein y Napoleon Hill como profesores? Diseña tu propia formación. Crea tu propio máster en la temática que más te interese. Elige los mejores profesores del mundo contemporáneo y de la historia, y aprende de ellos las mejores lecciones. ¿Qué crees que te costaría? Cuando llegues a valorarlo en términos económicos te sorprenderá ver el verdadero coste. Será una de las mejores inversiones de tu vida.

Desde Máximo Potencial hemos puesto en marcha nuestra propia editorial para recoger las mejores obras y autores relacionados con la superación personal y la motivación personal. En breve te propondremos un interesante catálogo editorial en el que encontrarás material de primer nivel para revolucionarte en positivo. Puedes obtener más información AQUÍ.

© 2010-2014 Miguel Ángel Guilló - @miguel_guillo - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • soñar
    Permalink Gallery

    Video: El poder de los sueños (parte 1), por José María Vicedo

Video: El poder de los sueños (parte 1), por José María Vicedo

En este vídeo, José María Vicedo analiza el poder de los sueños. Nos explica la importancia de volver a soñar y un proceso sencillo para comenzar a hacer tus sueños realidad.

Los sueños son sin duda el combustible del espíritu humano. Lo que ocurre es que en muchas ocasiones dejamos que esos sueños mueran cayendo presa de la rutina o de los retos que el día a día nos presenta. Poco a poco vamos olvidando todos esos sueños que son los que realmente harían que sintiésemos que nuestra vida ha sido bien invertida.

En este video, vas a recibir la invitación de activar todos tus sueños a través de un proceso realmente sencillo y apasionante basado en cuatro categorías fundamentales:

1.-Objetivos de desarrollo personal.
2.-Objetivos de desarrollo profesional o negocios.
3.-Objetivos de compras y aventuras.
4.-Objetivos de contribución.

Cuando enfocamos en nuestros sueños, conseguimos crear un futuro tan apasionante e inspirador en nuestra imaginación que literalmente tira de nosotros como un gigantesco imán y nos mueve a la acción.

Como Eleonor Roosevelt solía decir: “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”.

Si te ha gustado este video, compártelo. Seguro que conoces a personas a las que podría impactar en positivo. Y además, puedes ver los vídeos anteriores en los siguientes enlaces:

Video 1.- Introducción a los básicos de la Superación Personal.
Video 2.- La importancia de la toma de decisiones.
Video 3.- Las claves del éxito personal.
Video 4.- La gran importancia de la actitud positiva.
Video 5.- Descubriendo que tu potencial es increíble.
Video 6.- Tomando acción masiva.

© 2010-2014 José María Vicedo - @JMVicedo - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Ser feliz es más sencillo de lo que imaginas

¿Qué es la felicidad? ¿Cómo ser feliz? Alcanzar la felicidad y ser feliz es bastante más sencillo y económico de lo que imaginamos. No depende de dinero ni de cuestiones inaccesibles. Depende de ti, de tus vivencias y del interés que tengas por desarrollar tu felicidad.

Hace unos días, un amigo que trabaja como profesor en la Universidad me comentaba que en una de sus clases, había realizado la pregunta “qué necesitaríais para ser felices”.  Algunos de sus alumnos respondían “tener un mejor coche”,  “vivir en una casa espectacular”, “ser multimillonario”,…

Hoy, contar con una televisión en color, un coche, o un smartphone parece algo cotidiano. Parece que la vida en color a través de la televisión, las comunicaciones móviles,… han existido desde siempre, y evidentemente no es así. Si analizamos las vidas de nuestros abuelos, bisabuelos, y en general de cualquier antepasado, observaremos que ellos realizaron su día a día sin nada de todo esto, y a pesar de ello pudieron ser felices. No necesitaban cambiar el coche para ser felices porque en su época no existían. No necesitaban contar con el último modelo de Iphone para ser felices. No necesitaban tener una televisión de plasma de 60 pulgadas porque simplemente no existía. Y a pesar de todo ello, por difícil que nos pueda parecer, la felicidad también existía en aquél entonces.

Cuando hoy pensamos que necesitamos cambiar el coche, el teléfono, la televisión,… y asociamos nuestra felicidad a cualquiera de estos objetos, estamos vinculando nuestra felicidad a cuestiones materiales, que si las tenemos, nos darán un placer momentáneo, y que si no las tenemos, podrían ser fuente de frustración e insatisfacción. Así, la felicidad ligada al tener no es felicidad.

Seguro que en tu mente cuentas con imágenes de paisajes que te impactaron. Seguro que cuentas con recuerdos de momentos importantes en tu vida (el nacimiento de tu hijo,…). Seguro que si te sientas en tu sofá y escuchas la música que más te gusta, o compartes algo con las personas que quieres, acabarás encontrando y desarrollando la felicidad. Eso sí es felicidad. Cualquiera de estas cosas, vivencias, emociones,… alimentarán tu felicidad.

Ahora, párate por un momento, y piensa en el coste de cada una de estas cosas. Piensa también en la accesibilidad de todo ello. Te sorprenderá ver que no cuesta dinero, y que es totalmente accesible. La felicidad está más cerca de lo que imaginas. Tan sólo necesitas concentrarte en lo que te hace feliz (recordar  algo  que  impactó en tu vida, escuchar una música que te apasiona, ver unas fotos,…). No has necesitado contar con nada ni con nadie, ni invertir o gastar dinero para ser feliz. Todo, absolutamente todo lo has podido realizar sólo con tu propósito de ser feliz.

Alimentar la felicidad contemplando nuevos paisajes, música, experiencias vitales,… es lo que acabará contando en nuestra vida. Nada de lo que podamos comprar podremos disfrutarlo para siempre. En cambio, hay experiencias y vivencias que contarán eternamente.

© 2010-2014 Miguel Ángel Guilló - @miguel_guillo - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Las 25 mejores canciones para disparar tu motivación

Hemos recopilado  25 canciones que te permitirán  conseguir todo aquello que te propongas.  Haz la prueba, verás como tras escucharlas, tu motivación se disparará y serás capaz de conseguir aquello que te propongas.

Iggy Pop – The Passenger  

Celine Dion – I drove all night 

Survivor – Eye Of The Tiger

The  Killers – Human 

Then Jerico – Big Area 

Texas – I Don’t Want A Lover 

Bon Jovi – It’s My Life 

No Doubt – It’s My Life 

Opus-Life is Life 

Midnight  Oil – Beds Are Burning 

U2–Where The Streets Have No Name 

Bruce Springsteen – Hungry Heart 

Smash Mouth – walking on the sun

Anastacia – Left Outside Alone 

Maroon 5 – Moves like Jagger

Belinda Carlisle – Runaway Horses 

Dr. Alban – Sing Hallelujah! 

Kelly Clarkson – Stronger 

Céline Dion–That’s The Way It Is 

Europe – The Final Countdown 

Joe Cocker – Unchain My Heart

Hermes House Band–I Will Survive

Survivor – Burning Heart 

John Cafferty – Hearts On Fire 

Train – Drive By 

Cold play – Viva la vida 

 

© 2013 Máximo Potencial - @MaxPotencial - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • 7-claves-de-gestion-del-tiempo-y-manejo-del-estres-laboral
    Permalink Gallery

    7 claves de gestión del tiempo y manejo del estrés laboral

7 claves de gestión del tiempo y manejo del estrés laboral

En este artículo analizaremos 6 claves de gestión del tiempo que te ayudarán en el manejo del estrés laboral, e incrementarán tu productividad personal. La importancia de la planificación del tiempo, y del uso del planificador.

Hoy, como cada mañana llegas a la oficina. Inicias tu jornada laboral. Enciendes tu ordenador, y encuentras tu bandeja de entrada llena de e-mails. Tu teléfono empieza a sonar. Tus compañeros empiezan a realizarte consultas. Empiezas a recibir llamadas a través del móvil. Recibes SMS, whatsapp,…

Ruido! Ruido! Ruido! Esto es lo que te rodea en tu día a día. Tratas de responder los e-mails conforme los recibes. Atiendes todas las llamadas conforme las recibes. Mientras hablas por el teléfono fijo, te suena el teléfono móvil. No lo puedes responder, pero en el momento terminas con tu llamada en el fijo, devuelves las llamadas que habías recibido en el móvil. Tu compañero de producción dice que necesita hablar contigo urgentemente porque ha habido un problema y tiene una máquina parada,… Podrías seguir así durante toda la jornada, y al final del día, te plantearás : ¿qué es lo que he hecho hoy?

La cuestión es que acaba el día, y te encuentras con muchos escritos por hacer, muchas llamadas por responder, la bandeja de entrada del correo electrónico sigue llena a pesar de que has respondido muchísimos durante el día de hoy. En definitiva, tienes la sensación de haber estado todo el día corriendo, entregado a todo lo que te ha surgido, y a pesar de ello, todavía tienes muchas tareas pendientes. Cuando tus días son de este tipo de forma continuada, llega un momento en el que te paras a pensar porqué no has avanzado en determinados proyectos importantes. La respuesta es evidente. Simplemente no te has ocupado de ellos. Has estado tan ocupado en tu día a día, atendiendo todo, absolutamente todo cuanto se te ha presentado que no has dedicado el tiempo necesario para esos proyectos que sabes que son importantes para ti y/o para tu empresa. Tras este análisis desarrollas una sensación de insatisfacción, de falta de realización personal que te genera ansiedad y estrés laboral.

¿Qué podrías hacer para reducir este estrés laboral y solucionar esta falta de realización personal?

Ante esta situación puedes adoptar dos soluciones. La primera es empezar a culpar a los demás. Puedes tratar de hacerles ver que por atender las cuestiones que te plantean, no has podido conseguir lo que tú pretendías. La segunda es reconocer que la culpa es exclusivamente tuya, y que si no lo has hecho ha sido porque no le has dado la prioridad necesaria. Te has dejado llevar por la “corriente”, y has decidido atender todo lo que se te ha presentado, sin considerar si estaba o no en sintonía con tus objetivos.

Si tu actitud se corresponde con la primera solución, es posible que acabes desahogándote con alguien, pero no solucionarás el problema. No conseguirás nada más que un desahogo, y en ningún caso la solución al problema de referencia. Hasta que no te des cuenta que el problema es exclusivamente tuyo, y empieces a entender que la solución pasa por empezar a gestionar tu tiempo para que tu acción esté siempre enfocada hacia tus objetivos, no solucionarás el problema.

Llegado a este punto, es imprescindible que seas muy sincero, y que aprendas a buscar alternativas a las tareas que estás realizando actualmente, y que no están en sintonía con lo que tú necesitas alcanzar. Todas esas cuestiones, efectivamente pueden ser importantes para la buena marcha de la empresa, para el trabajo de las personas que te rodean,… Sin embargo, es muy posible que tú no seas la persona adecuada para estar al frente de todo eso. Si entregas tu tiempo a los demás, acabarás encontrando que los objetivos que se quedan sin cumplir son precisamente los tuyos.

¿Qué soluciones podríamos aportar para solucionar esta situación?

1 – Comprométete a invertir tu tiempo únicamente en aquellas cuestiones que estén alineadas con tus objetivos/metas. Todas aquellas cuestiones que se te planteen y que no estén directamente relacionadas con los objetivos que pretendes alcanzar deberás buscar una solución alternativa, que podría ser :

    a. Analizar si muchas de las cuestiones que se te plantean podrían ser fruto de una falta de procedimiento. Si este es el caso, la solución pasaría por establecer unos procedimientos robustos que reduzcan la improvisación de muchas cuestiones, y que ayuden a las personas de tu entorno a desarrollar la acción necesaria sin tu participación. Así, la dependencia de tu equipo de ti será menor.

     b. Delegar. Debes tratar de delegar todas aquellas cuestiones que no estén enfocadas con tus objetivos o que puedan ser resueltas por algún miembro de tu equipo.

     c. Analizar la capacidad y responsabilidad que tienen asumidas los miembros de tu equipo. Si encuentras que las personas que te rodean no son capaces de solucionar muchas de las cuestiones que necesitas, es muy posible que debas plantearte invertir en su formación, o realizar algún cambio en el equipo.

2 – No empieces nunca una jornada laboral sin haber determinado al inicio de la misma cuáles son las “tareas clave” que necesitas resolver. Esta es la base de cualquier sistema de planificación.

3 – Asigna espacios de tiempo muy específicos (ventanas de tiempo) dentro de la jornada de trabajo para el desempeño de esas tareas clave. Quizá puedas ayudarte de un buen planificador que te ayude a poner orden en tus tareas y acciones.

4 – Haz partícipe a tu equipo de que durante esas “ventanas de tiempo” que te has planteado para resolver esas “tareas clave“, deben respetar tu concentración, tratando de evitar cualquier interrupción innecesaria.

5 – Agrupa todas las tareas de una misma tipología para poder realizarlas conjuntamente. Si identificas que necesitas realizar 10 llamadas, es mejor que las hagas todas seguidas, una detrás de la otra. Te ocupará mucho menos tiempo, y serás más productivo. Trabajar con una lista de tareas “cerrada” (por ejemplo realizar esas 10 llamadas, o responder por la tarde los 14 e-mails que has recibido durante la mañana) te ayudarán a ser más productivo. No vas  a realizar cualquier llamada, o responder cualquier e-mail, sino los e-mails /llamadas que previamente has identificado que deben quedar resueltos.

6 – No olvides la aplicación de la Ley de Pareto a la gestión del tiempo. Recuerda siempre que al final, el 80% de tus resultados, dependen del 20% de tus acciones. Debes aprender a ser muy selectivo en tu acción.

7 – Aprende a decir AHORA NO. Esta puede ser una clave importante en la gestión de tu tiempo. Si aprendes a decir AHORA NO, podrás mantenerte concentrado en las tareas importantes que tienes planificadas, dejando para un momento posterior todo aquello que vaya surgiendo de forma espontánea. El AHORA NO también te permitirá agrupar las tareas para realizarlas con posterioridad de forma conjunta en el procedimiento de “lista cerrada” que explicábamos en el punto 5.

Nos gustaría conocer si te sientes identificado con la situación que describimos en este artículo. Si te encuentras en una situación similar, haznos llegar tu comentario, y aporta cualquier clave o idea adicional que pueda ayudar a mejorar.

© 2010-2014 Miguel Ángel Guilló - @miguel_guillo - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Porque quiero ser mejor

Si me pregunto el porqué estoy haciendo muchas cosas de las que he puesto en marcha últimamente, la primera respuesta y más inmediata es porque quiero mejorar. Así de claro. Máximo potencial.

Esa presión me mantiene entregado y alerta. Además, no hay otro camino que el de ese deseo para cultivar la superación personal; sólo la pasión por algo, salvo para la perfección en grado sumo, promete recompensa. Es por ello que hay que apasionarse por ser mejor.

¿Por qué escribo? Porque quiero ser mejor. ¿Por qué acepto nuevos retos profesionales? Porque quiero ser mejor. ¿Por qué he vuelto a abrirme a la espiritualidad? Porque quiero ser mejor. ¿Por qué leo de nuevo? Porque quiero ser mejor.

Pero, y esta es la pregunta clave, ¿por qué quiero ser mejor? ¿A qué se debe que me dé ahora por retomar estas iniciativas, casi olvidadas, y otras muchas más?

Bueno, a ser sincero ha sido posible por admirar a José María Vicedo, un integrante de nuestro equipo de Máximo Potencial, un hombre que me causó gran impresión al comprobar que no quería dejarse nada en el tintero durante su existencia, en la medida de lo posible, y como al ser esa medida el tiempo, como nos explicó, lo exprime de manera magistral. Ese ejemplo me zambulló de golpe en sus intereses y habilidades, donde encontré el mundo del crecimiento personal y profesional cual patrón reconocible de su conducta.

Sólo se puede multiplicar ese factor, el tiempo, con el eco de la imitación y la suma de acólitos, de ahí que me lanzara, además, a acompañarle en una misión tan bonita y necesaria como la de conformar el Universo Máximo Potencial. Y no he sido sólo yo. Si ya uno solo puede conseguir retos que parecen inalcanzables para otro que no los persiga con ahínco, imaginar qué podíamos hacer en equipo, que lo imposible cobraría otra dimensión más tangible, pues … ¿quién diría que no?¡Nadie!

Pero, detrás de todo, se encuentran las ganas que uno tenía adormecidas por vivir, por vivir mejor, por saber vivir, por vivir intensamente, más vívidamente, más…de verdad. Y esa es la respuesta correcta: al que no se le ha pasado por la cabeza ésto, de nada le sirve el ejemplo colindante. Triste, pero cierto, así que apasionaos cuanto antes por multiplicaros y crecer en todas las facetas que os vayan interesando, para estar preparados y alertas cuando la pasión os roce, que pasar, pasará.

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • blog_de_frases_celebres_de_superación_personal_y_motivación
    Permalink Gallery

    Blog de frases célebres de motivación y superación personal

Blog de frases célebres de motivación y superación personal

Las frases de Gandhi, Steve Jobs, Churchill, Descartes, Henry Ford, John F. Kennedy, Miguel Ángel, Paulo Coelho, Walt Disney, Anthony Robbins… son una fuente de inspiración para todos nosotros. Todos estos grandes realizadores tienen en común que han dejado un legado muy importante en forma de reflexiones y frases célebres que están muy presentes en nuestro día a día.

Desde Máximo Potencial hemos querido rendir tributo a estos grandes maestros, y para poner en valor sus ideas y difundirlas, hemos decidido crear un nuevo blog que contiene sus frases de motivación y superación personal.

Te invitamos a visitar este nuevo blog, donde diariamente encontrarás la mejor selección de frases de amor, frases de éxito, frases de felicidad, frases de vida, frases de autoayuda, …

Esperamos que te guste, y te proponemos que comentes cada cita. Comparte con la comunidad de Máximo Potencial tu interpretación y visión de estas valiosas reflexiones.

Puedes visitar el nuevo blog de frases célebres AQUÍ.

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

5 mensajes positivos para iniciar la jornada

Ten presentes estos cinco mensajes positivos que tú mism@ realizarás. Acábalos mentalmente y desayúnate siempre con ellos para organizar una jornada de verdadera búsqueda de tu máximo potencial. No te olvides de este alimento matutino para tu desarrollo personal y recuerda que sólo debes conservar el molde, pues puedes ir modificando el final a demanda.

1.- Hoy es una nueva oportunidad para…
2.- Hoy voy a conseguir…
3.- Hoy quiero pasar un rato…
4.- Hoy necesito…
5.- Hoy escribiré sobre…

Si dedicas un tiempo cada jornada a cada uno de estos mensajes positivos con el final que desees, habrás dado un paso gigantesco en tu revolución positiva. Y ya nos contarás cómo te va…

Recuerda: aprovecha las oportunidades, persigue tus sueños, disfruta de lo que quieres, atiende tus demandas personales y reflexiona a diario. Son los cinco puntos cardinales de la superación personal.

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

4 i-deas para tu desarrollo personal

Si pretendes realizar un proceso de crecimiento personal y alcanzar las metas que te conduzcan al éxito y la felicidad en cualquier área de tu vida, te exponemos 4 i-deas que te ayudarán a conseguirlo.

Con estos cuatro asuntos en tu punto de mira, avanzarás rápidamente hacia un estadio superior en tu evolución positiva, consiguiendo forjar tu desarrollo personal de una manera natural.

i-Lusión.- En primer lugar, hay que tener ganas de avanzar, lógicamente, y en las personas, la zanahoria que se nos coloca al final del palo es la ilusión. Tener esas motivación bien escogida nos hará correr sin tregua y con una moral inquebrantable, así que muévete sólo por lo que te cree felicidad en este terreno del desarrollo personal (y en todos, ¿no?).

i-Maginación.- Úsala en sus dos vertientes, bien para dar forma a tus objetivos previamente en tu pensamiento, lo cuál te facilitará mucho tus pasos a seguir pues le habrás dado forma a cada zanahoria concreta, por seguir con el ejemplo, y conocerás de antemano qué quieres; bien para modelar los caminos y llegar a ellos por recodos inesperados: ¡déjate llevar por tu imaginación, que no hay mejor capitán de navío!

i-Laridad.- ¡Ya sé que es con “h”…,pero de eso se trata! De reírnos y bromear, que la seriedad en las formas no es sinónimo de fortaleza en el fondo, sino más bien lo contrario. Ser capaces de observar el mundo y nuestro entorno de manera cómica nos ayudará mucho, empezando por nosotros mismos, por supuesto. Con esa relatividad cimentada en el humor, los retos serán menos duros: puedes estar segur@.

i-Mpulso.- Y por último, toma carrerilla antes de cada inicio de la aventura que suponen las nuevas metas de tu superación personal, porque es fundamental arrancar con fuerza, con impulso, pero no por fuera… Me estoy refiriendo a tu interior; es ahí donde has debido trabajar previamente la fuerza de voluntad para que no te abandones en el día a día, para que consigas la consistencia, la constancia que te llevarán al éxito personal. En el exterior, los pasos uno detrás del otro, pero por dentro… ¡salta!

Espero que te sirvan estas cuatro ideas para componer tu plan con menos esfuerzo: ilusión, imaginación, hilaridad e impulso. ¡Ahí queda eso!

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Las 3 metas de la superación personal

Las personas, a través de cualquier proceso de superación personal pretenden alcanzar tres metas : crecimiento personal, lograr objetivos y, ser feliz por encima de todo.

El crecimiento personal es la sensación íntima de mejora en cualquier aspecto, de conseguir alcanzar las metas, y de haber sido capaz de conseguir el dominio de la voluntad sobre algún tema y un nivel de consciencia alto sobre el mismo, al tiempo que se incrementa el bagaje de disfrute, de conocimiento, de maestría o de resistencia en el área de que se trate.

Cuando pasa lo comentado, el individuo tiende a valorar los resultados de manera muy importante en cualquier circunstancia, pero si eran buscados y la constancia del esfuerzo se encontraba detrás, es decir, si había causalidad más que casualidad, entramos de lleno en el territorio de la superación personal.

El logro de objetivos como regulador de actividad y clave del éxito es una parte fundamental del proceso. Es más, se trata de la única manera de medir los avances de un modo objetivo y que alcance el reconocimiento externo. También un punto básico que refuerza el ánimo del iniciado en estas lides y que sólo nos es indiferente en un estado elevado de madurez y crecimiento personal. Lo normal es que necesitamos tener la sensación de que cada escalón subido, en la tarea de llegar más alto, se pisa con fuerza, y eso es algo que se nos hace evidente a todos por nuestra propia condición humana.

Por tanto, ya que nuestra mente tiende a confeccionar ese registro de sucesos positivos como un termómetro del avance que pretendemos, pongámoselo fácil y creemos previamente un listado de pequeños saltos a considerar en el desarrollo de cualquier área.

Es así como, programando nuestros objetivos, también podemos decir que nos hallamos en un proceso de superación personal claro, ya que los determinamos voluntariamente y los diseccionamos para asegurarnos su consecución.

El sumatorio de las dos acciones expuestas, la íntima y la objetiva, conduce los vectores de nuestra vida hacia la felicidad. Ser feliz es el destino último de todos los radios convergentes, como decía el poeta. Ese estado de harmonía entre lo que se es y se tiene, por un lado, y lo que se quiere y se espera, por otro; es la búsqueda del Becerro de Oro, de la Arcadia, del Absoluto, de… ¡la felicidad! Y eso lo puede conseguir cada cual con la superación personal.

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

Entusiasmo por la vida. La historia de José Manuel

El concepto de entusiasmo merece una reflexión. Cuando desarrollas el entusiasmo por la vida, empiezas a encontrar espacios de felicidad donde desarrollar el liderazgo en el ámbito laboral, personal, familiar o de los negocios. En este artículo cuento mi historia.

Había sido una jornada dura la de ayer y necesitaba desconectar. Hace un tiempo me hubiera abalanzado sobre el sofá y habría intentado recuperar el sosiego escuchando y mirando cualquier programa que me hubiera encontrado en la televisión, pero ahora voy afianzando en hechos el entusiasmo por la vida que persigo conscientemente.

Desde que intento optimizarme y disfrutar de todo, soy una persona con más recursos. A pesar del agotamiento, enfoqué en mis hijos y les pregunté por su día, disfrutando mucho de ellos, bálsamo para nuestras conjeturas diarias, inexplicables tantas veces; después me centré sobre un tema que debíamos resolver en pareja y que acabó en una deliciosa charla que nos deparó, inesperadamente, un espacio de reencuentro personal en medio de la vorágine; por último, miré hacia un libro que me estaba esperando ansioso y lo devoré hasta que se me cerraron los párpados, ya vencidos, entre lúcidas reflexiones, esos impagables regalos de la literatura…

Quizás resida en la propia constatación consciente de que intento superarme y, por tanto, que vaya advirtiendo que lo logro muchas veces, el que haya subido de nivel en la búsqueda de mi máximo potencial, como bien sabéis todos, el verdadero motivo que nos mueve en este blog, tanto para nosotros como, principalmente, para vosotros, los lectores.

Y podéis creerme cuando digo que ayer había llegado a casa sin fuerzas para nada, pero, ¡ojo!, sin fuerzas para nada relacionado con lo que había estado haciendo. Es algo muy diferente al desplome total y que suele confundirnos, como a mí me pasaba antes habitualmente, y se acaba por perder el tiempo y las oportunidades de más hechos (y de la magia que conllevan) por querer descansar de un único tipo de cansancio.

Tenemos mucha resistencia para muchas cosas, más de la que imaginamos en muchas de ellas y, a buen seguro, que menos en otras también, pero la combinatoria de esfuerzos en varias direcciones puede llevarnos a un peldaño superior de aprovechamiento vital con tan sólo saber distribuir las fuerzas en áreas que nos exijan de manera diferente en cada franja horaria, sumando al final un día aprovechado… ¡a otro nivel!

Para los descreídos sobre los beneficios de la superación personal, les invito a este pequeño ejercicio de división consciente de sus energías y a que hagan el sumatorio antes de dormir: infalible satisfacción.

Y buenas noches.

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • la-motivacion-interior-como-formula-de-autoayuda-y-superacion
    Permalink Gallery

    La motivación interior como fórmula de autoayuda y superación

La motivación interior como fórmula de autoayuda y superación

La mejor herramienta de autoayuda y crecimiento personal que puedes utilizar es la motivación interior. A través de ella desarrollarás una autoestima insuperable.

Debemos aclarar, cuanto antes, que la verdadera motivación se encuentra en nuestro interior. En cualquier estudio desde los años setenta sobre los motivos que nos mueven a realizar acciones, cabe diferenciar dos tipos de motivación: la intrínseca y la extrínseca.

Las externas proporcionan una motivación cuyo origen reside en algún tipo de meta perseguida como, por ejemplo, dinero, reconocimiento o cualquier tipo de recompensa material o social. En cambio, las motivaciones internas te invitan a desempeñar tareas por el mero hecho del disfrute de las mismas, como por ejemplo un hobby, un afán o una dedicación a alguna causa no lucrativa.

Si de dejas arrastrar por los motivos ajenos a ti, la suerte que devengan de ellos será efímera y, además, requerirá continuos puntos de referencia nuevos que te permitan seguir con fuerza tras esos objetivos. En cambio, si atiendes a tu querencia natural hacia las cosas, dicha fuerza brotará de ti sin fin y las actividades a las que te dirijas colmarán todas tus facetas, también las externas.

Nunca está de más atreverse a valorar la situación de uno y, es más, disponerse a cambiarla y a que entren en valor los valores propios. En mi caso, he tenido la suerte de desarrollarme en un campo profesional muy creativo y satisfactorio, a la par que complejo y exigente, y sigo viviéndolo con intensidad, pero a día de hoy no dejo de estar abierto a aventuras como la que estás leyendo, que empiezan a generarme tantos o más beneficios que mis actividades anteriores, sin duda, y que amplían mi espectro de inquietudes.

De lo que estoy seguro es que, por propia experiencia, es precioso buscar la motivación interior que te empuja hacia un camino. Se convierte en una joya de autorealización que te acompaña a cada instante y que te abre el cofre de tu propio tesoro. Animaos, pues, ya que la infinitud se hace palpable en esos menesteres.

© 2010-2014 José Manuel Sánchez Serrano - @JMSanchezSerran - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share

  • motivacion_1
    Permalink Gallery

    Cómo alcanzar el éxito a través de la inspiración y la motivación

Cómo alcanzar el éxito a través de la inspiración y la motivación

Todas las acciones que realizamos encaminadas hacia cuestiones relacionadas con la inspiración y la motivación generan mejores resultados que las que buscan minimizar el dolor por algo. Además, permiten alcanzar felicidad en el camino.

“En la vida necesitas inspiración o desesperación” – Anthony Robbins

Las acciones que ejercemos pueden ser realizadas por inspiración o desesperación como bien dice en esta frase Anthony Robbins. La cuestión es que los resultados y la forma de emprender la acción pueden ser bien distintos en función de que los realicemos por una causa o la otra.

Cuando nuestras acciones persiguen aquellos objetivos que nos inspiran, generamos la motivación adecuada para desatar nuestro máximo potencial, y así, los resultados acabarán siendo excelentes. Motivación, productividad y éxito son tres conceptos muy relacionados entre sí.

Si por el contrario, nuestras acciones se realizan no tanto por lo que nos inspira, sino  por el dolor que podríamos padecer si no lo realizamos (acción por desesperación), el resultado puede ser muy distinto. Aún en el supuesto de que podamos conseguir el mismo  resultado, la satisfacción y el placer existente durante el camino es muy reducida en comparación con el que obtendríamos cuando desempeñamos la acción por inspiración.

Pensemos en dos personas que se plantean realizar un cambio de hábitos alimenticios en sus vidas.

La persona A entiende que el cambio de hábitos alimenticios le va a permitir contar con una mejor salud, y compartir una vida plena, y de mejor calidad con su  familia y seres queridos.

La persona B se plantea cambiar sus hábitos alimenticios a partir de las recomendaciones de un médico tras detectar un posible problema si mantiene sus hábitos actuales.

Destacamos que A realiza el cambio orientado por su motivación de mejora en su vida. Entiende que su felicidad (meta) puede ser alcanzada a través del cambio en su alimentación. Por lo tanto, el cambio es el medio que le permite alcanzar el fin que se propone. Desarrolla así una motivación extraordinaria que le ayudará a mantenerse firme en su camino, y a disfrutar a lo largo del mismo.

B también también va a adoptar nuevos hábitos, pero en este caso, el cambio va a estar asociado al dolor que podría acabar generando si mantiene sus circunstancias actuales. No lo hace por deseo propio, sino por prescripción médica.

Parece evidente concluir que la motivación y felicidad que A va a generar durante todo el proceso va a ser de mucha mayor calidad que en el caso de B.

Por ello, quizá sea el momento adecuado para reflexionar sobre las cuestiones que queremos alcanzar en nuestras vidas, y emprendamos acción a la mayor brevedad posible guiada por esa inspiración. No dejemos que sea la desesperación la que en última instancia nos guíe en nuestro camino.

Te recomendamos la lectura de estos artículos  :

- Hoy es el día. Tu éxito te está esperando.

- Activando tu motivación. Una gran clave de superación

© 2010-2014 Miguel Ángel Guilló - @miguel_guillo - http://maximopotencial.com


¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!:

Share